3 de Febrero 180 - Tel. (03442) 423-339
C. Del Uruguay (3260) E. Ríos
prensaatecdelu@yahoo.com.ar

Artículos

Este lunes se cumple un nuevo año del fallecimiento de Sebastián Lúgaro, dirigente fundacional de ATE Uruguay

  Este lunes 19 de diciembre se cumple un nuevo aniversario del fallecimiento de Sebastián Lúgaro, fundador de la Seccional ATE Uruguay conocida en sus primeros años como la Sección de Hierro. Precisamente el viernes último con motivo de la conmemoración de los 90 años de nuestra Seccional, el investigador Daniel Parcero presentó el libro “Historia fundacional de ATE Concepción del Uruguay” donde se narra gracias a una pormenorizada recopilación su vida, su pasión, su lucha y su compromiso.

El escritor, revisionista e investigador de la Historia de los Trabajadores del Estrado, compañero Daniel Parcero,  tuvo a su cargo plasmar en uno de los volúmenes de la colección Historias recuperadas de la ATE, la Historia fundacional de la Seccional Concepción del Uruguay y el rescate de la trayectoria de Sebastián Lúgaro, quien fuera su fundador. El viernes último, tras agradecer a familiares de Lúgaro y Jorge Escalante –otro de los dirigentes fundacionales- presentes, y a los que a los que pudiera entrevistar producto de su investigación, Parcero señaló: “Una vez más hemos podido rescatar del olvido intencional de la historia oficial, la trayectoria y el compromiso de un compatriota trabajador y dirigente estatal. No se trata de una casualidad sino de una omisión deliberada. En cientos de libros de historia del sindicalismo que se han escritos en nuestro país, no existe un solo registro respecto a la dirigencia de la ATE.

Sin embargo, el primer gobernador obrero, fue Carlos Xamena, salteño y enfermero; el vicepresidente del Senado de la Nación en la década del 50, fue Antonio Ferrari, un pintor de brocha gorda de la escuela pública, pampeano; un empleado de Hospital de Gral Conesa,René Hechem, fue el diputado nacional que defendió y concretó la provincialización de Río Negro siendo diputado nacional a mediados del 55; el ultimo secretario general de la CGT antes del golpe de la contrarrevolución fusiladora, un trabajador de los talleres navales de Punta Alta, fue Héctor Di Pietro, además secretario general adjunto nacional de la ATE y, Sebastián Lúgaro, fue quien fundó la quinta seccional a un año de que la organización naciera en 1925, haciéndola crecer de manera sorprendente en relación a las cuatro restantes”.

Parcero ante la atenta mirada de la concurrencia se preguntó ¿Por qué éste ensañamiento?, y respondiendo, ejemplificó “Entre los papeles que pudieron aportando familiares de Lugaro, hubo un recorte de diario, donde se hace una reseña de su vida, a días de su fallecimiento en 1983, y se destaca allí su frondoza actividad organizativa de carácter social. Fundó el Club de Pesca, la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos, también la Comisión Nacional de Jubilados y Pensionados Nacionales que presidía, para nada sobre fundó la seccional de la ATE desde el Ministerio de Obras Públicas. O sea la prensa local, silenció ése hecho para ése hecho entre en la niebla del olvido. Pero los revisionistas estamos para eso, para despejar la niebla provocada por los intereses dominantes, y cuando lo hacemos, el olvido, está lleno de memoria” A continuación y poniendo énfasis en la figura de Lúgaro el autor resaltó” Como en el caso de los otros dirigentes y en éste en particular, se lo trató de ningunear, porque somos un país con una deuda interna pendiente…somos una Nación inconclusa, con una inconclusa independencia…. El corazón de la Patria, es el Estado, y el latir del Estado son sus trabajadores, que tienen la capacidad de planificar con un sentido de crecimiento emancipatorio a nuestro Estado para que seamos una Nación concreta. Que ustedes, hagan latir el Estado, como lo hiciera Lúgaro, pensando en que para defenderlo había que organizarse, y que en la organización también estaban sus derechos, es algo que los poderes dominantes no toleran”.

Entre aplausos Parcero continuó diciendo “Porque Lúgaro fue un atrevido que no se doblegó ante el Estado Patrón, ni siendo despedido. No fue a ninguna academia a aprender de dirigente. El padecimiento de las injusticias en el Ministerio lo llevaron a reaccionar y solidarizarse, y ello redundó en su representación. Hizo latir el Ministerio junto a sus compañeros, poniendo en funcionamiento el corazón de un Estado semicolonial y dependiente. Fue un atrevido, que una vez asumiendo la secretaria general, armó una biblioteca, porque tenía claro como Jauretche, pero 30 años antes, que la batalla es por el pensamiento, que el debate es ideológico, y la resolución inminentemente política, y para ello hay que organizarse”.

 Dirigiéndose directamente a los trabajadores del Hospital Urquiza en conflicto, Parcero señaló “Ustedes compañeros, deben asumir la semilla de Lúgaro, y como él con sus latidos desde el corazón del Estado, van a poder llevar a buen puerto sus reivindicaciones. Como Lúgaro, en cada reunión de comisión interna, en cada asamblea en el sindicato, en la huelga y en la calle donde se defiende la Patria, porque no queremos ser una Colonia. Patria sí, colonia no. Y nos seguimos viendo en la calle, donde, como dijo el poeta, codo a codo somos mucho más que dos”.