3 de Febrero 180 - Tel. (03442) 423-339
C. Del Uruguay (3260) E. Ríos
prensaatecdelu@yahoo.com.ar

Artículos

ATE Uruguay se prepara para enfrentar un año de fuerte discusión salarial y fin de la precarización laboral

  Apenas iniciado un nuevo año y con el compromiso del Gobierno en convocar a discusión paritaria para los primeros días de febrero; los trabajadores del Estado entrerriano continuamos enfrentando una compleja situación salarial en virtud de la pérdida del poder adquisitivo como consecuencia primordial de la inflación en todos sus rubros. Con este panorama, sin lugar a dudas el año que recién comienza estará marcado fundamentalmente por la discusión salarial y la lucha por lograr salarios dignos para todos los compañeros de la administración pública provincial.

Si tenemos en cuenta que Entre Ríos fue una de las pocas provincias que no otorgó un bono de fin de año para sus trabajadores; la tarea  en la discusión paritaria será ardua pero no menos comprometida para los trabajadores ya que el Gobierno debe asumir su compromiso para los cientos de compañeros que hace años vienen haciéndose cargo de una crisis que no surgió por culpa de los trabajadores.

Será en este marco donde el salario será el eje central ya que es necesario lograr la reivindicación de este derecho fundamental y consagrado de los compañeros quienes en su gran mayoría perciben magros salarios que los ubican por debajo de la línea de pobreza.

No obstante, desde la conducción de ATE se reforzará la discusión para terminar definitivamente con la precarización laboral de cientos de trabajadores quienes además de vivir con salarios de hambre enfrentan una situación aún peor como es la inestabilidad laboral con todas las consecuencias que ello conlleva para el compañero precarizado, carente de derechos y repleto de obligaciones y presiones sin mencionar aquellos casos donde además enfrentan violencia laboral.

Ante un panorama político económico preocupante, la conducción de ATE Seccional Uruguay anticipa que el sueldo de los trabajadores será eje central en toda discusión pero además, será necesario continuar las conversaciones que deriven en condiciones de trabajo adecuadas para todos los trabajadores e iniciar todas las acciones pertinentes que conduzcan a terminar con la violencia laboral en cualquiera de sus aspectos.