3 de Febrero 180 - Tel. (03442) 423-339
C. Del Uruguay (3260) E. Ríos
prensaatecdelu@yahoo.com.ar

Artículos

La delegación Uruguay de la Secretaría de Trabajo rechaza el ajuste salarial y los trabajadores mantienen el estado de asamblea

  Los trabajadores de la Delegación Uruguay de la Secretaría de Trabajo de la Provincia se mantienen en estado de asamblea permanente en el horario de 9 a 13 horas, en reclamo del pago de un adicional que en forma compulsiva dejó de abonarles el Gobierno provincial. De esta forma, Uruguay se suma a las medidas de fuerza que viene desarrollando el sector y a las que se suman las delegaciones de las demás localidades de toda la provincia al tratarse de una determinación del Gobierno que afecta directamente al bolsillo de los compañeros trabajadores.

En nuestra ciudad, miembros de la comisión directiva de ATE Uruguay y la CTA Autónoma Entre Ríos  acompañaron a los trabajadores en la asamblea que se realizó este martes para apoyar y sumarse al legítimo reclamo de los compañeros exigiendo se suspenda el recorte. Por otra parte, resolvieron mantener el estado de asamblea (de 9 a 13 hs) por tiempo indeterminado hasta que el Ejecutivo retroceda con la decisión del recorte salarial única forma para destrabar el conflicto.

La medida de fuerza toma cada vez mayor fuerza ya que se trata de un nuevo ajuste y recorte salarial por la quita de un adicional que los trabajadores vienen percibiendo desde hace años provocando una importante reducción en sus sueldos con las graves consecuencias que ello acarrea para los compañeros de la Secretaría de Trabajo.

Por este motivo los trabajadores han unificado la lucha y desde todas las delegaciones de una de las dependencias más importantes del Estado Provincial, exigen al Gobierno la inmediata reincorporación del adicional a sus salarios ya que este concepto se viene abonando hace casi 20 años por lo que ya forma parte del sueldo de los trabajadores.

Ante esta grave embestida de ajuste del Gobierno hacia los trabajadores, desde ATE Uruguay exigimos la inmediata marcha atrás de la medida y recuerda la promesa del gobernador respecto a que los trabajadores no serían la variable de ajuste, más aún en este caso que se trata de la percepción de un concepto que se abona desde el año 1998 por lo que pasa a ser parte del salario. Por otra parte, en víspera a una paritaria esta grave situación genera mayor preocupación porque si hay una embestida de esta magnitud por lo que nos deparará a todos los compañeros trabajadores de todos los sectores.