3 de Febrero 180 - Tel. (03442) 423-339
C. Del Uruguay (3260) E. Ríos
prensaatecdelu@yahoo.com.ar

Artículos

Firme posición de los trabajadores de Salud Mental

  Se llevó a cabo el plenario provincial de trabajadores de Salud Mental nucleados en ATE, encuentro que contó con la presencia de representantes de diferentes puntos de la provincia, donde se discutió la problemática del sector y definieron los pasos a seguir.

El documento elaborado expresa: “Los trabajadores de la Salud Mental de Entre Ríos, reunidos en asamblea en la Asociación Trabajadores del Estado, queremos expresar la profunda preocupación que sentimos ante los despidos de los trabajadores de programas territoriales dependientes de la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones y por la situación que atraviesa el sistema de salud pública, agravado aun más por la reciente degradación del Ministerio de Salud Nacional a Secretaria, lo que constituye un retroceso enorme por parte del estado y un recorte presupuestario que pone en riesgo la salud de la población.

El momento actual, nos obliga a tener que organizarnos y manifestarnos para conservar los  puestos de trabajo de nuestros compañeros, lo que atrasa las posibilidades de discutir en cómo avanzar hacia una real implementación  y aplicación de la Ley Nacional de Salud Mental 26657 mientras nos continúa alejando de las diversas situaciones que faltan resolver, como: el Régimen Jurídico Básico, Orgánicas, el reconocimiento de las funciones, capacitación al personal, entre otras que se han vuelto un reclamo histórico por parte de los trabajadores.

Reiteran, “no hay políticas públicas de salud mental que puedan ser efectivas si se pretenden llevar adelante con compañeros precarizados. Creemos que la precarización de los trabajadores aleja toda posibilidad de implementación de la ley 26657 que plantea una modalidad de abordaje comunitario, integral, interdisciplinario e intersectorial, centrado en la persona como sujeto de derecho, con base en la atención primaria de salud, por lo que requiere, necesariamente de recursos materiales y humanos, la articulación con efectores del sistema de salud que deben trabajar en red, hospitales generales, centros de día comunitarios, centros de salud, dispositivos integrados y  articulados, donde la persona asume un rol central como sujeto de derecho.

Vivimos un contexto de ajuste donde los servicios de salud mental deben  afrontar con el mismo presupuesto la suba de las tarifas, los insumos y los medicamentos mientras los trabajadores seguimos poniendo el hombro en defensa del sistema público de salud, aún con una pérdida  brutal del salario, elaborando nuevas formas de contención y acompañamiento a los pacientes que también se ven afectados con esta política de recorte de los programas de empleo laboral para el que reiteramos nuestra solicitud de hacer efectivo el compromiso del ministerio de salud en dar respuesta inmediata  y generar un programa provincial de inclusión laboral para personas con vulnerabilidad psicosociales.

Sostienen: “Consideramos que en el fortalecimiento de los trabajadores se juega en gran medida la implementación de la ley Nacional de Salud Mental y el sostenimiento de la salud pública. Queremos un Estado presente que garantice el acceso a un servicio de salud de calidad, con personal capacitado, con las herramientas necesarias y en condiciones dignas, que posibilite    la transformación de la salud hacia un modelo comunitario y de atención primaria”.